Ludmila Olivera de 19 años fue dada de alta este lunes tras permanecer internada en el Hospital de Urgencias de Córdoba desde hace siete días, luego de haber recibido un disparo de arma de fuego en su abdomen por parte de un vecino el pasado lunes 29 de marzo en la ciudad de La Calera.

Ver: "Me empezó a salir sangre por la boca y cuando caí sentí el dolor"

La joven fue víctima de la temeraria actitud de un comerciante vecino de su casa, quien realizó varios disparos con una pistola, luego de que un joven robara un celular a otra mujer en cercanías de su local en el barrio Cuesta Colorada.

 

Ludmila fue dada de alta tras haber sido baleada por un vecino

 

“El lunes me dieron el alta, estoy bien, recuperándome. Un poco dolorida, pero bien. Tengo que seguir yendo al hospital para hacerme controles, pero estoy bien”, le dijo Ludmila a Radio Universidad, al confirmar su evolución favorable y el alta médica de internación.

Ver: Evoluciona favorablemente la joven baleada por su vecino en La Calera

De acuerdo a la investigación del hecho, la joven fue herida el lunes 29 de marzo por la noche en calle Los Claveles al 2.300, a pocos metros de su domicilio, cuando un delincuente en motocicleta le robó el celular a una mujer, tras lo cual el comerciante Omar Leandro Martí, realizando varios disparos con una pistola que terminaron hiriendo al delincuente en la espalda y a Ludmila, quien recibió un disparo en el pulmón.

Ver: Quedó imputado el comerciante que baleó a un delincuente y a una vecina

Mientras avanza la investigación a cargo del fiscal Guillermo González, tanto el joven asaltante herido como el siguen detenidos. Este último está imputado por los presuntos delitos de lesiones graves agravadas.